NOTICIAS / NEWS

españolaMensaje vaticano para la Jornada Mundial de la Pesca 

vaticano_escudo(RV).- La tarde del jueves 19 de noviembre se publicó el Mensaje para la Jornada Mundial de la Pesca que se celebra el próximo 21.  A continuación el texto del mismo:

La Jornada Mundial de la Pesca se estableció en 1998 y cada año se celebra el 21 de noviembre para llamar la atención sobre la sobrepesca, la destrucción del hábitat marino y otras graves amenazas para la sostenibilidad de nuestros recursos marinos. En su Carta Encíclica Laudato Sì sobre el cuidado de la casa común, el Papa Francisco nos recuerda lo importante que es salvaguardar aquello que es fuente de alimento para gran parte de la humanidad y de oportunidades de empleo para más de 50 millones de personas en todo el mundo: “Los océanos no sólo contienen la mayor parte del agua del planeta, sino también la mayor parte de la vasta variedad de seres vivientes, muchos de ellos todavía desconocidos para nosotros y amenazados por diversas causas. Por otra parte, la vida en los ríos, lagos, mares y océanos, que alimenta a gran parte de la población mundial, se ve afectada por el descontrol en la extracción de los recursos pesqueros, que provoca disminuciones drásticas de algunas especies. Todavía siguen desarrollándose formas selectivas de pesca que desperdician gran parte de las especies recogidas. Están especialmente amenazados organismos marinos que no tenemos en cuenta, como ciertas formas de plancton que constituyen un componente muy importante en la cadena alimentaria marina, y de las cuales dependen, en definitiva, especies que utilizamos para alimentarnos (n° 40)”.

pesca_aNos sigue preocupando y seguimos trabajando para la preservación del ecosistema marino, aun reconociendo la importancia del Código de Conducta para la Pesca Responsable adoptado hace veinte años por la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Dicho Código de Conducta, una vez aplicado, hará posible una contribución económica, social y medioambiental mayor y más sostenible del sector pesquero.

Todos somos conscientes de que la pesca es una de las industrias más complejas y más vastas del mundo, como también una de las profesiones más difíciles y más peligrosas.

pescadores2En los últimos meses, debido a una serie de trágicos eventos registrados sobre todo en el sudeste asiático, diferentes medios de comunicación han informado sobre cuestiones como la trata, el trabajo forzoso, la explotación y los abusos cometidos contra los pescadores, pero lamentablemente esto no ha conseguido atraer la atención y el interés de las personas en general.

La contratación ilegal y el contrabando/la trata de seres humanos con el propósito de emplearlos en el trabajo forzado a bordo de buques pesqueros, son prácticas que todavía se siguen utilizando con mucha frecuencia para engañar a personas pobres y sin instrucción que provienen de las zonas rurales de los países en vías de desarrollo.

Contratos de trabajo falsos e ilegales o simples pedazos de papel, sin ningún valor jurídico, establecen las condiciones de trabajo y el ridículo salario que los pescadores percibirán a cambio de largas horas de trabajo, legitimando así su condición de esclavos.

Los accidentes laborales, las lesiones permanentes sin ningún tipo de compensación, la muerte súbita o la desaparición en el mar son las pesadillas a las que se enfrentan muchos jóvenes y muchas familias mientras intentan mejorar su miserable vida con un trabajo a bordo de un buque pesquero.

Esta dramática situación, en la que están atrapados miles de pescadores, obedece a la lógica del lucro que guía a muchos propietarios y empresas del sector pesquero, cuyo único objetivo es obtener mayores ganancias en la venta de sus productos pesqueros.

LOGO OFICIAL STELLAMARILS JPG

Conscientes de esta realidad, ante la que no podemos permanecer indiferentes y empleando las palabras del Papa Francisco, nos gustaría denunciar que el trabajo en el sector pesquero es a menudo: “(…) una tragedia de la explotación y de las condiciones inhumanas de vida. ¡Esto no es un trabajo digno! La vida de cada comunidad exige que se combatan hasta el final el cáncer de la corrupción, el cáncer de la explotación humana y el veneno de la ilegalidad dentro de nosotros y con los demás. Vamos, no se cansen de luchar por la verdad y la justicia” (Catedral de Prato, 10 de noviembre de 2015).

Con el fin de restaurar la dignidad en el trabajo pesquero, es necesario que todas las diferentes fuerzas sociales se unan, cada una asumiendo sus propias responsabilidades.

  • Solicitamos a los Estados del pabellón, a las Autoridades Portuarias, a la Guardia Costera y a las autoridades competentes, que se ocupan de las cuestiones marítimas, que fortalezcan sus medidas de control sobre la aplicación de todas las leyes y Convenios nacionales e internacionales pertinentes, al fin de proteger los derechos humanos y laborales de los pescadores.
  • Pedimos a las empresas del sector pesquero que implementen la debida diligencia mediante la aplicación de estrictas directrices/políticas que eliminen la explotación humana y laboral de sus cadenas de suministro.
  • Hacemos un llamamiento a los consumidores para que vigilen y sean más conscientes, no solo con respecto a la calidad del pescado que están comprando, sino también con las condiciones humanas y laborales de los pescadores.
  • Invitamos también a las ONGs marítimas a presionar a los Estados miembros de la OIT que han adoptado el Convenio sobre el trabajo en la pesca, 2007 (núm. 188), para que lo ratifiquen al fin de garantizar un ambiente de trabajo seguro y mejores prestaciones sociales para los pescadores.
  • Animamos a los Capellanes y a los voluntarios del Apostolado del Mar a continuar su ministerio pastoral con los pescadores y sus familias, ofreciendo apoyo material y espiritual, sobre todo a las víctimas del trabajo forzoso y de la trata de seres humanos en la industria pesquera.

Que María Stella Maris siga siendo la fuente de fuerza y protección para todos los pescadores y sus familias.

Antonio Maria Card. Vegliò

Presidente
Joseph Kalathiparambil

Secretario
(from Vatican Radio)


inglesAoS calls for action to tackle trafficking of fishers   apos

apinya

Apinya Tajit

Apostleship of the Sea’s (AoS) global network has called for concerted effort targeting sea and fishing ports worldwide to tackle smuggling and human trafficking in the fishing and maritime industries. 
                  Ms Apinya Tajit, Deputy Director of AoS Sriracha in Thailand said ports have been identified as transit points not only for goods and passengers, but also for potential victims of trafficking for forced labour and sexual exploitation. 
                  “Governments through the relevant agencies such as Flag States, Port Authorities and Coast Guards must increase checks on fishing vessels when in port and strictly implement existing international regulations and conventions on the human and labour rights of fishers,” she said. 
                  Ms Tajit was speaking at the Christian Organisations Against Trafficking NETwork (COATNET) biennial meeting of affiliates in Paris this week. AoS is the Catholic Church’s maritime agency that provides welfare and spiritual support to seafarers.
                  COATNET is an ecumenical network of organisations working with Christian churches to combat human trafficking and to assist people who are or have been trafficked. It operates under the umbrella of Caritas Internationalis. 
                  Ms Tajit said COATNET will engage with governments, seafood companies, non-governmental organisations (NGOs) and consumers to ensure seafood companies identify and choose suppliers who do not use forced labour in their fishing operations and have guidelines and policies against human trafficking built into their contracts. 
                  She said COATNET also looked forward to partnering with maritime NGO’s to act as the ‘voice of fishermen’ by reporting to national governments and international institutions their concerns and aspirations. 
                  “We should increase consumers’ awareness about the quality of seafood on supermarket shelves. Seafood that is generally very cheap or is regularly sold at a very competitive price often can originate from companies that habitually make use of forced labour and human trafficking,” she added.

pecesDespite hitting global headlines, the problem of people smuggling and human trafficking in fishing and maritime has resulted in very little positive outcome and action, Ms Tajit said. “Fishing vessels often operate in deep sea, miles away from any form of government or recognised authority that is able to control and inspect the human and labour conditions of fishermen on board, as well as implement the law and impose sanctions.
                  “The operating costs of fishing vessels are extremely high and fish stocks are declining, so for many companies the only way to remain competitive and maintain a profit margin is to cut down labour costs,” she said. 
                  Ms Tajit pointed out that from June 2013 to November 2014 the Italian Federation of Stella Maris (AoS) centres in Italy had implemented a project called ‘Haven in Harbour’ at four Italian ports – Genova, Bari, Siracusa and Trieste. 
                  In the early nineties, AoS in the Philippines spearheaded a campaign to educate the rural poor about trafficking and forced labour. 
                  Ms Tajit said AoS International is now looking to embark on a joint project with the United States Conference of Catholic Bishops’ Migration and Refugees Services to fight trafficking in the maritime sector. This is in addition to the ongoing work AoS has carried out in this area with the Bishops’ Conference of England and Wales. 
                  “Stella Maris chaplains and ship visitors will continue to offer shelter and support to victims,” she said.”